Categoría: Consejos

Errores que debemos evitar en nuestra búsqueda de empleo

¿No tienes trabajo y lo estás buscando? ¿Necesitas encontrar un nuevo trabajo? ¿Quieres cambiar de trabajo? ¿Estás realizando una búsqueda de trabajo, pero no te está yendo demasiado bien? Hoy en nuestro blog, te queremos contar algunos de los errores más comunes que solemos tener cuando estamos buscando un empleo.

Normalmente, las ofertas de trabajo están demandadas por bastantes personas, pero hay una serie de consejos que te pueden ayudar a que tú seas el elegido entre muchos otros. Para ello debemos destacar los puntos positivos y minimizar todos aquellos que nos puedan restar.

Continue reading «Errores que debemos evitar en nuestra búsqueda de empleo»

Debemos cuidar nuestra Higiene Mental

Cuando estamos preparando exámenes finales de carrera, o alguna oposición, necesitamos tener una disciplina muy exigente. Por ello, debemos cuidar nuestra mente, ya que tendremos bastante presión y estrés psicológico.

¿Qué debemos hacer para mantener nuestra higiene mental? Aquí os enseñamos algunos consejos que os vendrán bien para esas épocas tan duras de exámenes.

Continue reading «Debemos cuidar nuestra Higiene Mental»

Las preguntas más comunes en una entrevista de trabajo

Entre las preguntas de una entrevista de trabajo, siempre hay algunas que se repiten, ya que el entrevistador necesita ese tipo de información antes de contratarte.
La finalidad de las entrevistas de trabajo, es que la empresa sepa a quién contrata y conocerlo aún más antes de realizar una contratación. Se debes de ser sincero/a en tus respuestas ya que de lo contrario se puede volver en tu contra. Siempre pueden comprobar que tus respuestas son correctas.
Te dejamos las preguntas más comunes en una entrevista de trabajo y algunos consejos de como debes contestar. ¡Comenzamos!

INICIO DE LA ENTREVISTA DE TRABAJO
Se suelen realizar preguntas muy comunes que se utilizan con personas con las que tenemos poca confianza al principio. Preguntas sobre el tiempo, localización, entre otras.
1.       Vaya día hace hoy ¿no?
Aquí no hace falta que demuestres nada. Simplemente habla de cómo está el día.
2.       ¿Le ha costado mucho encontrar nuestra empresa?
La repuesta a esta pregunta debe ser clara y concisa. No hace falta entrar en detalles o decir que la empresa está en un lugar demasiado enrevesado.
3.       ¿Cómo prefiere que le llame?
Nunca respondas que te da igual cómo te llamen. El nombre es algo importante que te identifica y tú debes decirlo. Si en el currículum has puesto Francisco pero habitualmente te llaman Fran, dilo. Te sentirás más cómodo. Si por el contrario todos te llaman por un apodo cariñoso, eso no lo digas. No queda muy bien que en la entrevista, tu posible próximo jefe te llame “El Rata”.


PREGUNTAS SOBRE LA EMPRESA Y EL PUESTO DE TRABAJO AL QUE OPTAS

Estas preguntas siempre se realizan ya que deben conocer qué conocimientos tienes sobre la empresa y sobre el puesto de trabajo que solicitas.

4.       ¿Qué sabe sobre nuestra empresa?
Previamente has debido documentarte sobre la empresa y conocer a qué tipo de negocio se dedica, qué productos o servicios vende, si dispone de página web, redes sociales, entre otros. Debes tener un amplio conocimiento para que se te vea interés por la empresa a la que optas.

     5.         ¿En qué consistirá su trabajo?
Otra forma más de averiguar si te has molestado por saber las características del empleo al que te presentas. Deberás responder en función a lo que se describía en la oferta de empleo, tu propia experiencia, o a las averiguaciones que hayas hecho, pero siempre con rigor y sin presuponer nada.

6.         ¿Por qué cree que es la persona indicada para este trabajo?
Está directamente relacionada con la pregunta anterior, y se trata de responder, poniendo énfasis en tus puntos fuertes respecto a experiencia laboral y conocimientos.
También es importante resumir aquello que es importante, como tu ilusión, ganas de trabajar, interés por ese trabajo o el conocimiento que tienes de la empresa. Siempre debes tener en mente, destacar frente a otros candidatos.
7.        ¿Conoce a alguien que trabaje en la empresa?
Es una pregunta muy repetida en la cual deberás ser sincero y mencionar a alguien, solo si lo conoces realmente. Ya que es muy probable que acaben preguntándole por ti, y también es muy posible que te hagan preguntas más concretas sobre la empresa y el puesto al que optas, ya que se espera que hayas preguntado a tu conocido en esos términos.



ANTERIORES TRABAJOS Y TUS EXPECTATIVAS
Se trata de hacerte preguntas que le servirán para saber si has buscado empleo de forma activa, si has invertido tu tiempo como desempleado en seguir formándote y en definitiva si eres una persona ordenada que sigue un plan, para llegar a cumplir determinadas metas en la vida.
8.  ¿Por qué pasó tanto tiempo en el mismo puesto de trabajo y la misma empresa?
Cada vez es más raro, pero si has pasado muchos años en un mismo puesto, responderás diciendo que la empresa ha cambiado mucho desde sus inicios y que tú has ido cambiando junto a ella. No debes dejar la imagen de haberte estancado. Al contrario. Debes dejar ver que fuiste evolucionando y adaptándote a los cambios.
Si por el contrario, en tu empresa no hubo grandes cambios, harás hincapié en cosas positivas, como la lealtad a la empresa, el creer en un proyecto y que la ventaja de mantener un empleo estable, es muy valorado por ti.
9.       ¿Por qué estuvo tanto tiempo sin trabajar?
La respuesta no es fácil y dependerá de varios factores, pero puedes responder que no es algo que tengas muy claro. Y seguidamente ponerte en valor, comentándole que tu formación y experiencia son las correctas para el trabajo y que además, has hecho ciertos cursos, conseguido ciertos clientes, participado en proyectos, o tienes características que te diferencian del resto.
10.    ¿Porque dejó o quiere dejar su trabajo?
Debes ser sincero y explicar por ejemplo, si la empresa pasa por malos momentos, si fuiste despedido, o que estás buscando mejores condiciones. Pero como en la pregunta anterior, no debes entrar en críticas hacia tu anterior empresa.
Lo mejor es transmitir que buscas nuevas experiencias y retos, que quieres tener mayores responsabilidades o simplemente que quieres crecer como profesional, en tu sector.
11.  ¿Porque ha cambiado tanto de trabajo?
Le interesa saber si hay algún tipo de problema, o si eres una persona fiel a la empresa y vas a recompensarles por los recursos que te dediquen, así que puedes decirle que antes, lo que más valorabas eran las nuevas experiencias. Pero has ido adquiriendo mayores responsabilidades, y que en este momento valoras también la estabilidad.
Por otra parte, puedes indicar que los cambios de empresa, siempre fueron debidos a grandes mejoras, pero sin hablar demasiado de temas puramente salariales.
12. ¿Qué hizo mientras estaba desempleado/a?
Explícale como has estado buscando empleo de forma activa, demuéstrale que eres una persona con inquietudes y que te interesa seguir formándote. Para ello, nada mejor que citar los cursos, prácticas, doctorados o masters que has hecho durante tu etapa como desempleado.
13. ¿Está en otros procesos de selección?
No des más información de la necesaria, pero tampoco lo escondas. Lo mejor es que menciones que el trabajo que te interesa es para el que ahora te estás presentando, ya sea porque tus características se ajustan a lo que piden o porque lo que ofrecen es exactamente lo que buscas.
14. ¿Cuál sería su puesto de trabajo ideal?
Más que del puesto de trabajo ideal, habla de las características que te gustaría que tuviese. Puedes mencionar que te gustaría un trabajo con opciones para seguir aprendiendo, donde estar rodeado por personas entusiastas, en el que se valore tu esfuerzo, donde tener responsabilidades, etc. Ajusta tu respuesta a las características del puesto que demandas.
15. ¿Está dispuesto a trabajar horas extra?
Es algo a lo que en principio se debe contestar de forma afirmativa, debes mostrar disponibilidad y compromiso, así que no queda otra. Pero si te va a ser imposible, contesta con sinceridad, porque entre otras cosas, te pueden hacer preguntas sobre donde, cuando y porque hiciste tus últimas horas extra.
16. ¿Estaría dispuesto a viajar con frecuencia o trasladarse?
Es algo que va ligado al puesto que demandas, pero puede que quieran comprobar tus cargas familiares o tu compromiso con la empresa. En cualquier caso responde con sinceridad y no con lo que creas que quieren oír.
17. ¿Dónde se ve en el plazo de 5 años?
Céntrate en lo laboral, no concretes demasiado en que puesto quieres estar o cuanto quieres ganar, di más bien que esperas seguir trabajando (en general, no en esa empresa) y enfrentándote a nuevos retos.
18. ¿Qué metas tiene de cara al futuro?
Habla de metas profesionales que te hayas marcado, y de cómo piensas conseguirlo. No tienen porque estar ligadas directamente con esa empresa, ya que como en la anterior pregunta, no sabes si te van a contratar. Pero si podrías hablar del futuro inmediato y de cómo tu meta es trabajar en esa empresa, para seguir progresando hasta alcanzar ciertos objetivos profesionales.
19. ¿Cuándo podría incorporarse a la empresa?
Si estás trabajando indica que en los 15 días de rigor, no digas que sería inmediato, porque si empiezas dejando colgada a tu anterior empresa, sería muy mal comienzo.
Si estás formándote con algún curso o tienes obligaciones en casa, ya debes haberte ocupado de buscar la forma de compatibilizarlas con el trabajo, así que expón como lo harías y que no tendrías problema en incorporarte a la empresa. Es mejor no responder, “de inmediato” o parecería que no ocupas tu tiempo mientras estás desempleado y lo has estado perdiendo.

Estás son algunas de las preguntas a las que te podrás enfrentar en tu próxima entrevista de trabajo. ¡MUCHA SUERTE!


Las carreras con las mejores y peores salidas profesionales para 2017

Ahora es el momento de decidir qué carrera vas a estudiar durante los próximos años. Si ya es una tarea difícil decidirse por cuál, con las tasas de paro tan altas en todos los sectores, lo es mucho más. En este artículo te dejamos las claves para que te ayudes a elegir qué grado quieres comenzar en septiembre, además de dejarte todos los consejos para conseguir un empleo en el futuro.
Algunos estudiantes tienen muy claro desde el principio qué carrera estudiar. Pero hay otros muchos que todavía podéis tener dudas. Es el momento en el que surgen las preguntas: “¿Y si esta carrera no tiene salidas?” “¿Y si no me gusta?” “¿Y si me equivoco en la decisión?” Según un estudio publicado hace unas semanas por la consultora “Círculo de Formación”, el 76% de los estudiantes de Bachillerato no sabe qué grado estudiará a partir de septiembre. Si tienes dudas, ya no eres el único.

Todavía estás a tiempo para tomar la decisión más adecuada. Antes de hacerlo, debes intentar visualizar tu futuro y pensar qué te gustaría estar haciendo dentro de cinco o diez años. Ten en cuenta tus aspiraciones, tus habilidades y tu talento, ya que serán las claves en tu trayectoria profesional. Para ello debes ser realista y no intentar engañarte o que te dejarte engañar. La decisión es tuya. ¿Te gustaría dar clases? ¿Trabajar en un hospital? ¿Trabajar como diseñador? Intenta realizarte varias preguntas hasta que tu respuesta sea afirmativa a algunas de ellas.
La empresa Randstad, ha publicado un estudio donde ha analizado la inserción laboral con los estudios con mejor y peor salida profesional. Este estudio se ha realizado en base a datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística.

CARRERAS CON MEJOR SALIDA PROFESIONAL
           INGENIERÍAS
-INGENIEROS DE ELECTRÓNICA INDUSTRIAL – Tasa de paro 0%
-INGENIEROS AERONÁUTICOS – Tasa de paro 2,8%
-INGENIEROS INFORMÁTICOS – Tasa de paro 3,8%
-INGENIEROS DE TELECOMUNICACIONES – Tasa de paro 5%
SALUD
-MÉDICOS – Tasa de paro 0,6%
-FISOTERAPEUTAS – Tasa de paro 5,2%
-LICENCIADOS EN FARMACIA – Tasa de paro 6,4%
-ENFERMEROS – Tasa de paro 8,1%
           CIENCIAS SOCIALES
           -ADMINISTRACIÓN Y DIRECCIÓN DE EMPRESAS – Tasa de paro 4,7%
           -TÉCNICAS E INVESTIGACIÓN DE MERCADOS – Tasa de paro 4,5%


CARRERAS CON PEOR SALIDA PROFESIONAL

-LICENCIADOS EN FILOLOGÍA FRANCESA – Tasa de paro 45,4%
-BELLAS ARTES – Tasa de paro 40,3%
-HISTORIA – Tasa de paro 38,1%
Quizás, viendo los resultados del informe de Randstad, creas que si estudias uno de los grados con más salidas profesionales tendrás tu futuro laboral solucionado, pero no es tan sencillo.
Está claro que hay perfiles más demandados que otros, pero en el nuevo paradigma laboral en el que nos encontramos la formación y la experiencia no marcan la diferencia. Lo que hace destacar a un candidato por encima de otro tiene que ver con las llamadas soft skills (habilidades blandas) y con el fit cultural de los candidatos y las empresas, es decir, con los valores que ambos tienen en común. Por eso, si quieres encontrar empleo en el futuro es importante que busques empresas compatibles contigo y que, desde ya, intentes desarrollar las competencias que serán clave en los próximos diez años.
Según el estudio “Future Skills 2020”, publicado a finales del año pasado por The Institute for the Future, y Randstad son las siguientes:

1. Sensemaking, una habilidad que consiste en dar sentido a los estímulos que se reciben todos los días para convertirlos en nuevas ideas.

2. Inteligencia social

3. Pensamiento innovador y versátil

4. Hablar el lenguaje “media” digital

5. Transdisciplinaridad o capacidad de poder adoptar varios puntos de vista, sirviéndose de un enfoque más general de las situaciones.

6. Mentalidad de diseño

7. Competencias multiculturales

8. Pensamiento computacional

9. Buen manejo de la información y los datos

10. Colaboración virtual



Como ves, las empresas se han dado cuenta de que resulta más sencillo enseñar cuestiones técnicas a sus empleados que tratar de inculcar en ellos actitudes o comportamientos. El cambio de mentalidad ha pillado por sorpresa a muchos profesionales, que se han visto obligados a adaptarse a la nueva realidad laboral.
Por suerte, tú partes con ventaja: ya sabes lo que buscan las empresas y puedes aprovechar el tiempo que vas a pasar en la universidad para estudiar el grado que elijas y, al mismo tiempo, cultivar este tipo de competencias. ¡MUCHA SUERTE EN TU NUEVA VIDA!